La historia que hay detrás

Me gustaría contar que hay una tradición en esto de la fotografía en mi familia, pero no es así. No sé muy bien cómo apareció ese interés, pero os puedo asegurar que estaba ahí todo el tiempo. ¿Que cómo lo sé? Pues verás:

SIEMPRE ESTUVO AHÍ

Digitalizando las fotos familiares encontré la prueba, no casual, de que siempre he tenido una cámara de fotos en las manos. Así que todos los años que perdí dando tumbos sin saber que hacer perdidos por no mirar bien entre los álbumes familiares. Qué desastre. Pero bueno, ya le puse remedio, así que, solucionado.

TRAS LA CÁMARA

Un pequeño vídeo donde te muestro fotos y los momentos en los que fueron tomadas, para que me veas el día de una de boda.

Mi trabajo tras la cámara

La fotografía como estilo de vida

Aunque participo permanentemente en talleres, cursos de actualización, y me empapo bien de todo tipo de arte, para mí la fotografía es algo que aprendo en mi vida diaria. No concibo no hacer fotos. Estoy segura de que ya sea con cámara o teléfono, hay al menos una foto de cada día de mi vida en los últimos 10 años. No te voy a decir que es un medio de expresión artística, porque te mentiría si pienso que estoy creando arte. Estoy creando algo mucho más importante.

Con fotografías cuento mi vida, para mí ese es el valor único. No pretendo más que contar con fotos bonitas las historias. Una mañana de mal tiempo en la playa con el perro, un viaje en caravana, un día podando con los gatos, la última barbacoa, el pelo rizado de Sofía, mis sobrinos bañándose en la playa en verano...

DISEÑADORA Y FOTÓGRAFA

Gran parte de mi vida profesional se ha dedicado al diseño, a hacer marcas, planificación editorial, comunicación, un mundo que me encanta por cierto. Tengo la suerte de participar en muchos proyectos que me inspiran, y me siento especialmente inquieta en el mundo de la mujer y el emprendiniento.

Y LAS BODAS LLEGARON

Pero entre todo esto, allá por el 2009, unos amigos se casaron y me pidieron que yo hiciera las fotos de su boda. Al principio les dije que no, que me parecía demasiada responsabilidad. Pesaba mucho el síndrome del impostor, y eso que no cobraba ni fue idea mía. Y resultó que sí que podía, que me gustaba mucho, y mas de 10 años después, aquí estoy, con unas cuantas bodas por toda España.

AQUÍ TE DEJO ALGUNOS TESTIMONIOS

Puedes encontrarlos en Bodas.net

Testimonios

Felipe y Mónica


“Un trabajo, como he puesto en el título, inmejorable. Estuve pendiente de todos los detalles y de todos los momentos. Realiza fotos de cosas y personas que nadie se da cuenta que están haciendo. Y para colmo nos hizo un vídeo con fotos que nos hizo llorar.”

01 / 08